26 mayo, 2013

El Cyborg llegó a Italia

En Mayo de 2013, Diego Muñoz Valenzuela viajó invitado por la Dirección de Asuntos Culturales del Ministerio de relaciones Exteriores a la Feria del Libro de Turín para presentar Fiori per un cyborg, la traducción de su novela Flores para un cyborg. El libro fue publicado por la editorial Atmosphere Libri con una traducción del profesor Danilo Manera de la Universidad de Milán. Chile fue el invitado de honor del Salón del Libro de Torino y en su marco Fiori per un cyborg fue presentada el 18 de mayo.
            Flores para un cyborg fue publicada en 1997 por Mondadori, después que en 1996 ganara el Premio a la mejor novela inédita (Premio Mejores Obras Literarias) que concede anualmente el Consejo Nacional del Libro, reconocido como el más importante en Chile. La novela marca un momento especial: el retorno de la ciencia ficción a la escena literaria nacional después de un largo silencio de casi tres décadas.
En Flores para un Cyborg se combinan elementos de la ciencia ficción, el género negro y la novela social moderna. Una trama delirante conduce a un androide a trasponer el límite que separa a máquinas y humanos, haciendo realidad el sueño de la inteligencia artificial.
En la fotografía, de izquierda a derecha: Roberto Brodsky, Pablo Simonetti, Danilo Manera y Diego Muñoz Valenzuela en una mesa redonda sobre narrativa chilena actual efectuada el Salón del Libro.
Tom, el cyborg, es construido por Rubén, un científico que aprovecha el exilio para hacer un doctorado en robótica. Rubén diseña a Tom para contradecir las limitaciones de sus obtusos profesores y para superar la soledad que siente lejos de su patria. Terminada la dictadura de turno en su país, retorna con el cyborg, cuya existencia es mantenida en secreto gracias a su aspecto y comportamiento humanos.
El regreso será una prueba de fuego no sólo para esta dupla, sino para todos quienes los rodean. En la tierra de Rubén sobreviven las heridas de una larga represión. Los antiguos torturadores son prósperos hombres de negocios, el narcotráfico y la corrupción prosperan y los políticos –carentes de convicciones- se preocupan sólo de su bienestar.
En la fotografía, justo al escritor Oscar Bustamante, en una mesa redonda en la Universidad de Milán.
En 2003 Flores para un cyborg fue reeditada en Chile por RIL. En 2008 fue editada en España por EDA Libros. Vuelve a ser reeditada en Chile en 2011 por Simplemente Editores, junto con la primera edición de la novela que continúa la saga: Las criaturas del cyborg. Ahora llega a Italia gracias a Atmosphere Libri.
           

19 mayo, 2013

Pesadilla con SS


El tipo tenía rostro duro y frío. Vestía de negro, como un cuervo maligno.
-Arben eitel, mein stumpführer -vociferó indicando en una dirección que yo no quería tomar.
Rehusé moviendo la cabeza hacia los lados.
-Ander arben eiten, jude! –aulló fuera de sí
Me sobrevino un fulminante ataque de risa.
-Arbeit macht frei, jude! –amenazó con golpearme y me puse en frente suyo, desafiante.
Extrajo de su bolsillo una legra Luger con la clara intención de emplearla. Le apliqué una lleve de judo y un golpe de karate para desarmarlo. Le metí el cañón de la pistola por el culo. Quedó llorando, solo y desconsolado. Nunca me han gustado los cobardes.

11 mayo, 2013

Metamorfosis 1


Una tarde cualquiera mi señora llegó transformada en un bisonte. La reconocí por los aros, único vestigio de su pasada existencia. Si se hubiera convertido en escarabajo habría tenido interés literario y hubiera sido más manejable, ¡pero en bisonte! Se restregó cariñosamente contra mí, bufó e hizo amago de darme una cornada amigable. Tuve que conseguir una montaña de heno aquella noche, una tarea titánica, y la devoró en pocos minutos. Lo más difícil fue convencerla para que durmiera en el patio. La verdad es que olía pésimo, pero me atreví a decírselo; de una parte por considerado, de otra por temor a que me embistiera.
Construí un bello establo e instalé televisión por cable. Eso le agradó, porque podía comer y ver teleseries al mismo tiempo. Ya no pudo ir a trabajar al Ministerio; tuve que dar aviso de su mutación. Durante un tiempo recibimos visitas que lamentaban su cambio, pero a pocas semanas el flujo acabó. Había que acomodarse a la nueva situación. Cuando llego del trabajo, paso a verla al establo. Me saluda con bramidos  potentes que dan cuenta de su alegría. La acompaño a ver las noticias mientras ceno algo. Después me voy a acostar. Esa es mi rutina. No es mejor ni peor que cualquier otra.

04 mayo, 2013

Batalla sobre la piel


El unicornio relincha con furia e inicia su galope sobre la blanca llanura de los muslos de la mujer gigante, que duerme inquieta por el resonar  de los cascos. Cruza como un celaje frente al bosque de su pubis, y en ese momento la durmiente suspira como si añorase una experiencia extraviada en el pasado y acaricia sus pezones rosados con las yemas de los dedos. Para entonces, el unicornio ha llegado a la estepa de su vientre plano y firme, y divisa en lontananza los pechos sublimes. En aquel instante inician la persecución los brutos cazadores, partiendo de los pies perfumados de la belleza, que justo ingresa a una pesadilla y comienza a agitarse por efecto del miedo. De ese modo, el unicornio corre a toda velocidad por la estepa sacudida por temblores, cruza el canal entre los senos soberbios y abriga la esperanza de que la hermosa giganta despierte y termine este mal sueño, y que alguien la bese en los labios para despertarla, y que su piel disfrute con el amor que extraña y que merece.
 
hits Blogalaxia Top Blogs Chile