11 noviembre, 2019


Crónica de crisis
Desde el día posterior al estallido del 18 de octubre fui escribiendo de manera espontánea una serie de crónicas y algunos microrrelatos. Reunidas estas piezas en orden cronológico, constituyen una forma de relato de lo que hemos vivido en Chile que puede servir para informar y entender lo que nos ha ocurrido.
Estoy seguro de que las movilizaciones, en especial la gigantesca marcha de ayer 25 de octubre, han detenido un autogolpe, sueño dorado de los ultrareaccionarios y fascistas que siempre aguardan su momento.
Es una historia en progreso, que no se detiene ni se detendrá, porque será un punto de inflexión de la historia de Chile. Una crisis anunciada por la desigualdad y el abuso que instaló el neoliberalismo en nuestro país.

Diego Muñoz Valenzuela


19 de octubre, 2019
Diálogo
Pidieron justicia, les respondieron con golpes. Exigieron equidad: los tomaron detenidos. Reclamaron por las alzas, contestaron con burlas. Protestaron en las calles y ellos mandaron soldados. Demandaron soluciones: los apuntaron con fusiles.

20 de octubre, 2019
Me asombro con este retroceso hacia aquellos años que parecían lejanos e irrepetibles: camiones con militares armados hasta los dientes, tanquetas patrullando la ciudad, cientos de barricadas, helicópteros trepidando con su sonido siniestro sobre la ciudad, toque de queda. Es una verdadera pesadilla. El modelo neoliberal no da para más, cruje y rechina, anuncia el derrumbe. Y el gobierno de derecha muestra una vez más no sólo ineptitud, insensibilidad y falta de criterio, sino que no encuentra ninguna opción mejor que poner al ejército en la calle. Una vez más la raigambre fascista emerge y muestra su rostro horroroso y amenazante. La derecha no ha cambiado nada, no ha aprendido nada, en ella impera la misma mente fascista que ha mostrado su cara tantas veces en la historia de Chile y del mundo. Unidad del pueblo, movilización, fuerza, único camino.
21 de octubre, 2019
Emerge desde el pasado la teoría del 'enemigo interno' con el cual estamos en guerra. Qué espanto. Qué desvergüenza y cinismo. El fascismo en marcha para generar un autogolpe. ¿por qué los valientes soldados y carabineros no enfrentan y controlan al lumpen y los enmascarados? ¿porque tienen miedo? ¿porque no les conviene? ¿porque es más fácil pegarle a la ciudadanía pacífica que protesta? Senadores y diputados: asuman su rol. Confronten al Ministro del Interior antes de que nos ponga en prisión y convierta al país es un campo de concentración. Ha pasado antes. Conocemos la historia. Ahora es cuando se conocerá a los auténticos patriotas.
22 de octubre, 2019
Regresé ayer a medianoche desde el Sur a Santiago, por el atraso general de los vuelos. No solo regreso a Santiago sino al tiempo del ogro: militares con traje de campaña patrullan la ciudad armados para la guerra que han fraguado los gobernantes contagiados por la fiebre del fascismo. Nos controlan varias veces en el camino, algunos con tosquedad, otros amables. ¿Qué capacidad pueden tener esos jóvenes para manejar la situación, si los envían a un país en guerra? Imagino que la mayoría desconoce la historia, que sus jefes los adoctrinan para ser feroces e implacables. Todavía algunos procuran sonreír y ser amables; la humanidad los habita aún. Esta situación se irá exacerbando con el paso del tiempo y la resistencia sostenida y unitaria que debe levantarse desde la ciudadanía.
Todos juntos -mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, obreros, intelectuales, profesoras, artistas, empleadas- TODOS debemos detener el autogolpe y salvar nuestra democracia para perfeccionarla y convertirla en un instrumento de mejora, no de dominio por parte de los poderosos. Tenemos el imperativo ético de resistir pacíficamente pero con decisión y firmeza. Muchas amigas y amigos me escriben de todo el mundo, preocupados por lo que pasa en Chile. Nos quieren, piensan en nosotros. No estamos solos. Debemos unirnos en este trance histórico.
23 de octubre, 2019
La ciudad amanece conmocionada y reconozco un ánimo combativo que no tiene visos de decaer. Al contrario, la cantidad de personas involucradas aumenta de día en día, los caceroleos elevan intensidad, los letreros hechos a mano revelan el ingenio de cada cual, las aspiraciones legítimas de personas que piensan y sueñan.
La mayoría de nuestros dirigentes ha abjurado de sus principios, fuesen cuales fuesen. Ya no se guían por principios, sino por intereses, alianzas, conveniencias, aquello que usualmente se denomina "redes", para darle una aureola positiva, moderna, chic. La mayoría de nuestros dirigentes han dejado de pensar en su pueblo y en soñar en bondades para la gente.
Desde la mañana he visto a los jóvenes en la calle, con disposición a manifestar sin ambages ni medias tintas su rechazo a este sistema que expresa su inhumanidad de tantas formas. Las pensiones miserables, las alzas desmesuradas de los servicios, la trampa de los créditos, el impulso del marketing al consumismo, los sueldos reducidos, la lista es interminable.
No sé cómo va culminar este capítulo de la historia, pero quisiera que no haya derramamiento de sangre (que ya ha habido). Ya tuvimos suficiente de eso en 17 años de terror. Ciudadanos de uniforme: no se conviertan en infames verdugos de su pueblo. No se transformen en asesinos para defender los intereses de los privilegiados. Rebélense contra la iniquidad
Ustedes son pueblo, como nosotros, que estamos con banderas, risas y esperanzas en la calle. No tenemos armas, tenemos sueños. No es posible detener a un pueblo consciente, resuelto, unido para cumplir con su bellísimo sueño de libertad, justicia y democracia.
24 de octubre, 2019
Seguro en este mismo instante te miras en el espejo, con esa ridícula de soberbia de enano mental, agregando imaginariamente un bigotillo hitleriano bajo tu nariz de payaso. Gesticulas, hablas con vehemencia, pronuncias discursos premiados con el silencio. Incapaz de experimentar emociones, pretendes resolver los problemas del país con ecuaciones arbitrarias, pensadas con trazos cortos y mezquinos. No escuchas los millones de voces de quienes no esperan nada de ti, porque eres inútil, cobarde, codicioso, falaz, artero, afecto a las adulaciones e inmune a las críticas veraces. A estas alturas solo puedes contar con una enorme certeza: concentras el profundo desprecio del pueblo. No tienes perdón posible, despreciable tiranuelo de pacotilla, caerás a las alcantarillas de la historia, sin aplausos, guasón, sin risas siquiera.
24 de octubre, 2019
En algún sentido es un absurdo, porque la realidad está allí, frente a nuestros ojos, manifestándose a cada momento con nítidos signos. Sin embargo, hay quienes insisten en negarla y hacer caso omiso. ¿Por conveniencia, por idiotez, para protegerse, por fanatismo? Por una o varias de estas razones.
A los idiotas saquémoslos de la ecuación: existen y para ellos las explicaciones no cuentan. El vacío extremo de sus mentes: conocimiento, ideas, razonamiento se encuentran ausentes. ¿Qué se puede esperar? Comentarios, acciones, juicios propios de idiotas.
Hay quienes desean protegerse a toda costa, no ceder un ápice de sus privilegios y riquezas. Es un móvil poderoso pues tiene que ver con la propiedad, base de nuestro modelo social. Con una concentración de la riqueza tan desmedida como la que hemos alcanzado en el Chile ultra-neoliberal, se ha creado una amenaza tremenda.
Las conveniencias son temibles, pues gente inteligente y hábil advierte en la crisis una oportunidad para hacerse de fama, poder, prestigio. La ambición convierte en tontos irracionales a personas cargadas de títulos y saber. Hay demasiados ejemplos, antiguos y nuevos, dispuestos a hacer el trabajo sucio.
Y los fanáticos, ellos siempre aguardando su momento para emerger del inframundo. Cuando todo/todos han fallado y una situación compleja empeora para convertirse en holocausto, ellos surgen como salvadores de la patria. Son a quienes más temo: seres abominables, exentos de escrúpulos, sedientes de sangre, inhumanos, bestiales. Estos ya tienen su símbolo y líder serpentino, diabólico, decidido a todo.
El huevo de la serpiente madura en estas situaciones y desarrolla estrategias para estos cuatro grupos. Piensa en cómo destruir a quienes concibe como amenazas.
“El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos”. Lo dijo Antonio Gramsci, que salió solo para morir de las cárceles del fascismo italiano. Estamos viendo cómo se manifiesta este anuncio.
También dijo Gramsci: Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia...Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo…y organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza”.
Vale la pena meditar sobre estas frases mientras cantamos, bailamos y hacemos sonar cacerolas y sartenes. Nadie lo hará por nosotros.

25 de octubre, 2019
Un millón y medio de personas en el sector Plaza Italia. Decenas de miles en otros puntos de Santiago. Una demostración contundente del rechazo de la ciudadanía al gobierno de Piñera y a la pésima situación de desigualdad que ha provocado el experimento ultra-neoliberal en Chile. El “milagro” devino en desastre. “Chile despertó”, corean los manifestantes.
            El noventa por ciento son jóvenes entre 15 y 35 años. Los mayores de 60, como yo, condecorados con canas, raleamos y tendemos, espontáneamente, a mirarnos con simpatía. Me encuentro con varios conocidos, más o menos cercanos, de los tiempos de la lucha contra la dictadura; miembros anónimos de la resistencia, héroes desconocidos, con ojos brillantes por la emoción. Los otros, medito, deben haber sido parte activa de la misma historia, lo leo en sus miradas.
            “Ahora falta que voten”: ese letrero portaba uno de mis coetáneos y se lo enseñaba a los jóvenes que pasaban junto a él. Es verdad: cualquier elección se daría vuelta con esta enorme masa que desarrolla a gran velocidad su conciencia cívica en este movimiento. Deben estructurar movimientos y partidos nuevos, crear nuevas organizaciones sociales, proponer candidatos que defiendan sus intereses, no los de los ricos, que no pretendan eternizarse en el poder.
            Hoy una serie de zombies serviciales -ambiciosos, rastreros, tontos útiles, intelectuales egocéntricos, políticos pútridos- fue invitada al palacio presidencial para confirmar las creencias del megalómano fracasado y ponerse en la fila de distribución de los réditos: ¿acaso puestos en el nuevo gabinete? ¿otras prebendas?
            El pueblo propinó en la calle un rotundo NO a la magra propuesta del gobierno para detener las protestas. Pero sabemos que no hay peor sordo que el que no quiere oír.
Que los soldados vuelvan a sus cuarteles: están entrenados para matar, no para controlar multitudes. Está probado históricamente y hace apenas escasas décadas. Fin del estado de emergencia. Convocatoria a asamblea constituyente. Mejoras inmediatas en las pensiones.   Ya está bueno de payasadas, chistes y burlas. De dilaciones, manejo de prensa, represión brutal a manos de agentes del estado. 
            A fijar un cronograma para empezar a resolver los problemas de salud, previsión y educación, la desigualdad extrema, el manejo de los medios de comunicación.
Hay poco tiempo y -si no se dan muestras concretas de avance- exigua paciencia. Eso leí en los rostros alborozados y seguros de mis compatriotas, sobre todo de los jóvenes que anhelan -con justo derecho- una vida digna y libre para los chilenos.

26 de octubre, 2019

He visto de todo en estos días. A personas "decepcionadas de la izquierda" que nunca fueron de izquierda, ni se jodieron un ápice por sus compatriotas. A conversos extremos, colindantes en el delirio, que abandonaron su credo estalinista para predicar la causa del neoliberalismo y servir como tontos útiles del régimen. A fascistas delirantes que quisieran desatar una ola genocida contra la horda fantasmal premunida de banderas rojas. A los oportunistas dispuestos a ofrecer sus servicios aprovechando el momento álgido: habrá muchos ministros nuevos en esta categoría. "El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos". Está pasando...
Y vi también a cientos de miles de jóvenes ilusionados por la esperanza que da compartir una lucha justa, luminosa, altruista y libre. Con ellos estoy: ellas son mis hermanas, ellos mis hermanos.

27 de octubre, 2019

Me queda claro que hay demandas estructurales que destacan de manera natural:
1) propuesta de nueva Constitución vía asamblea constituyente y aprobación por plebiscito
2) reforma del sistema de salud y creación de un solo sistema solidario
3) reforma del sistema previsional y paso a un sistema solidario
4)compartición de ingresos municipales para generar equidad entre comunas pobres y ricas; eso como primer paso a un trato más justo
5)reforma al sistema tributario, con impuesto al patrimonio para los más ricos.
Otros cambios, como el alza del sueldo mínimo, los considero obvios, libertad de prensa entre ellos.
Pero cualquier salida debiera contemplarlos.
Lo que me pregunto sin cesar es esto: ¿cabe esperar que los más ricos y poderosos tomen estas medidas que van directamente contra sus intereses? ¿es posible conciliar visiones tan antagónicas? ¿hay sensibilidad a los problemas de las clases no privilegiadas por el sistema?

28 de octubre, 2019

El nuevo gabinete es, evidentemente, un instrumento de continuidad, no de cambio. La testarudez máxima impide ver un camino de salida y se potencia con la defensa de los poderosísimos intereses económicos.
No quiero ser pregonero de malas noticias, me carga de hecho, pero esta lucha será larga, compleja, exigente, requerirá lo mejor de nosotros: inteligencia, pensamiento y sobre todo acción valiente y meditada.
Es un momento para pensar en varios asuntos principales: cuáles son las demandas centrales (la lista larga es mala consejera), qué tipo de organizaciones tenemos que darnos o fortalecer, qué acciones debemos llevar a cabo.
No debemos ser ingenuos, hay monstruos en los palacios elaborando estrategias, bestias en los furgones y tanquetas esperando su momento. Han ocurrido hechos horrorosos y repudiables que no esperaba ver de nuevo en Chile: violaciones, torturas, golpes brutales, abusos de toda clase, personas que han perdido un ojo. ¡Cómo es posible que este horror y esta vergüenza sacudan a nuestra patria!

29 de octubre, 2019

La sordera del gobierno prosigue. Era de esperar. Las marchas de protesta continúan y mantienen vigor, pese a la represión que en momentos se manifiesta de manera brutal por parte de la policía uniformada.
La excusa la proveen -según señala el gobierno- la acción de los "vándalos" violentistas, a quienes -curiosamente- los uniformados parecen temer, porque no los reprimen como hacen con los jóvenes.
Un herido grave con siete balines que es miembro del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). Si no hay consideración con un funcionario del INDH, ¿qué puede esperar un ciudadano cualquiera?
Los manifestantes actúan en abrumadora, inmensa mayoría, de forma pacífica ¿Por qué se les ataca con ferocidad y cruelmente? ¿Por qué la policía no se dedica a desmontar esas supuestas bandas organizadas? Creo que las razones están a la vista.

31 de octubre, 2019

En las noticias se informan 142 casos de personas, todos muy jóvenes, con lesiones oculares producto de balines de plomo o goma que implican pérdida de la visión total o parcial. Los uniformados disparan a mansalva, intencionalmente a la cabeza, y esa forma corresponde a una conducta criminal. No puede calificarse de otra manera.
Las violaciones a los derechos humanos han sido flagrantes, grotescas, inaceptables, inhumanas. Indignantes a mi juicio y al de cualquier demócrata. Si el gobierno no es capaz de encargarse de la crisis sin recurrir al uso de la violencia indiscriminada, debe hacerse a un lado.
            Si el gobierno no es capaz de tomar medidas efectivas contra la desigualdad, la corrupción, la colusión de las empresas, el cohecho, los problemas de salud y pensiones, debe hacerse a un lado.
NUEVA CONSTITUCIÓN Y ASAMBLEA CONSTITUYENTE PARA CHILE

2 de noviembre, 2019

Un fragmento pertinente del poema NO VOLVERÁ EL PASADO, del nicaragüense José Coronel Urtecho (1906-1994). Cobra actualidad y demuestra vigencia en nuestra coyuntura. En nosotros está convertirlo en una realidad: pensamiento, organización, lucha. Y no será breve.

NO VOLVERÁ EL PASADO

Ya todo es de otro modo
Todo de otra manera
Ni siquiera lo que era es ya como era
Ya nada de lo que es será lo que era
Ya es otra cosa todo
Es otra era
Es el comienzo de una nueva era
Es el principio de una nueva historia
La vieja historia se acabó, ya no puede volver
Esta, ya es otra historia

Otra historia distinta de la historia
Otra historia contraria de la historia
Precisamente lo contrario de la historia
Precisamente lo contrario del pasado
No volverá el pasado

Precisamente es el pasado lo vencido
Precisamente es el pasado lo abolido
Precisamente es el pasado lo acabado
Ya el pasado realmente ha pasado

Ya el pasado realmente es pasado
El presente presente el futuro futuro
Antes era el pasado el presente el presente el pasado
Era imposible separar el presente del pasado
El pasado el presente el futuro eran solo el pasado
Pero el pasado ya ha cambiado aun de significado
Todo el pasado ha sido juzgado y condenado
No volverá el pasado

3 de noviembre, 2019

Como la Navidad se acerca pese a lo que ocurre en nuestro convulsionado Chile, creo oportuno hacer mi lista de regalos de Pascua:
·         Definición de un itinerario nítido para una asamblea constituyente donde el pueblo tenga oportunidad de expresar sus juicios y propuestas en forma amplia y abierta, sin la mediatización de los desprestigiados (en su gran mayoría) dirigentes políticos.
·         Disminución significativa y consistente de los más altos sueldos de los directivos, ejecutivos, representantes del sistema público.
·         Establecimiento de un tributo al patrimonio que apunte la redistribución efectiva del ingreso y el financiamiento de políticas sociales
·         Nuevo esquema de distribución de los ingresos municipales para generar equidad y financiar beneficios sociales
·         Mejora urgente de las pensiones más bajas y salario mínimo.
·         Agenda clara para abordar reformas estructurales en previsión, salud para avanzar a sistemas solidarios
¿No sería lindo que los gobernantes nos den esta sorpresa? Es un regalo para Chile, hay que ser generosos y justos.

4 de noviembre, 2019

Delirio intertextual

Es el último sobreviviente de una raza inexorablemente desaparecida. No obstante, sigue existiendo, lucha con denuedo, habla con los fantasmas de sus cofrades, arenga ejércitos de almas desvanecidas en el tiempo, intenta arrancar de las sombras a los espectros de quienes compartieron sus creencias. Está tan solo, tan perdido, como el caballero andante que luchaba contra los molinos de viento. Tan extinguido como los girasoles del pintor holandés. Tan olvidado como el hombre que despierta convertido en insecto tras un sueño intranquilo. Tan condenado a morir desde el inicio como Santiago Nazar.

5 de noviembre, 2019

Justamente pensaba en qué escribir en estas líneas, cuando escucho los silbatos de reclamos de miles de ciclistas que avanzan por avenida Ossa, copando la calle completa por cuadras y cuadras. La imaginación copa todos los espacios para demostrar el amplio descontento en todos los barrios de la ciudad. Como para decir: esto no parará hasta que autoridades y representantes hagan anuncios concretos que apunten a soluciones a los problemas que afectan a todos, menos los más ricos, los dueños de todo.
Son kilómetros de ciclistas con las luces prendidas, gritando consignas, saludados por las bocinas de los automóviles y las cacerolas de los vecinos.
Queremos nueva constitución para cambiar el modelo neoliberal, esa es la voz del pueblo y se escucha con decisión y firmeza. Basta de abusos, de corrupción, de represión. Eso hemos dicho y no pararemos.

6 de noviembre, 2019

Circulan profusamente fotografías de carabineras atacadas con bombas molotov. Esto es nítidamente repudiable y ha sido posible escuchar a diversos personeros del amplio arco que se opone a las políticas y acciones del gobierno, al que me niego a llamar Oposición, porque refiere a un grupo pequeño, desarticulado y poco confiable (por su corresponsabilidad en el actual estado de cosas).
Ciertamente se hace mucho caudal de estos aislados y horrendos hechos de violencia para estigmatizar un movimiento que es pacífico, sin que ello anule su rebeldía esencial contra el abuso sistemático que el modelo neoliberal ejerce sobre las personas debido a su naturaleza, que no conoce límites para ejercer la codicia y la explotación.
Algunos ultraderechistas se han dejado arrastrar por las sombras pardas y funestas que los habitan, pretendiendo reeditar una nueva versión de la "Ley Maldita", engendro creado por González Videla para perseguir a los comunistas -cuyo apoyo pidió y agradeció para llegar a Presidente. Se pretende aniquilar la disidencia y apagar las críticas mediante este embuste burdo y artero de los enemigos de la democracia.
La represión ejercida en las calles contra los manifestantes pacíficos ha sido brutal. Lo he presenciado en terreno: golpes, bombas lacrimógenas, balines. Hay miles de videos probatorios, miles de víctimas que declaran ante la prensa y los tribunales. Debido a esta evidencia que traspasa las barreras informativas y las fronteras del país se trata de desviar la atención.
Mientras tanto, se pone foco en culpar y castigar a los inocentes, a las víctimas de las políticas inhumanas. El mundo al revés.
El gobierno persiste en construir un muro entre su insensible conciencia de caja fuerte y la abrumadora mayoría de las ciudadanas y ciudadanos. Cada hora la brecha crece, se intensifica y agrava. Persiste irresponsablemente en agravar la situación y pasará a la historia como un gobierno execrable, inclemente y nefasto.

7 de noviembre, 2019

Pienso en los absurdos cotidianos que presenciamos. Los policías reprimiendo con bestialidad a quienes manifiestan en paz, sin intervenir en los saqueos y "vandalismos". Con violencia brutal, drogados se afirma y me hace sentido que deban drogarse para tener ese comportamiento inmisericorde. Hay muertos, heridos, torturados, lesionados, mutilados para demostrarlo.
Pienso en el gobernante desesperado por los nulos resultados de sus torpes políticas, tentado por la sombra del autoritarismo a partir del cual se formó. Presionado por los acicates de los voceros del fascismo criollo. Tanto así que resucita a un cadáver de la dictadura: el Consejo de Seguridad Nacional (COSENA). Un espectro pardo, donde hacen mayoría los jefes de las fuerzas armadas. Preludio de otro paso más en la escala represiva de violencia del estado contra los ciudadanos.
Pienso en los periodistas de los medios, traicionando en su mayoría el mandato de informar con veracidad y oportunidad, aceptando ser marionetas del poder. Poniendo en relieve lo secundario y ocultando lo fundamental.
Los policías están para protegernos, no para reprimirnos. Los políticos para servir a la ciudadanía, no para servirse del poder. Los periodistas para transmitir lo que ocurre, no para tergiversarlo.
La justa rebelión del pueblo chileno es tergiversada, reprimida, falseada, ocultada por un estado que obedece exclusivamente a los intereses de los poderosos.
Pienso y temo que -como ha ocurrido en el pasado- este movimiento se pretenda aplastar con la fuerza de las armas, por sobre la consideración de los valores fundamentales: paz, justicia, libertad y democracia. Espero equivocarme.

9 de noviembre, 2019

¡Cómo es posible que un joven chileno que protestaba en forma pacífica vaya a quedar ciego!
¡Cómo puede aceptarse que los carabineros apunten a las cabezas de los manifestantes que expresan sus ideas en paz!
Parece que tal es el protocolo: cegar con perdigones a quienes critican y expresan su disconformidad con el modelo.
Quienes han jurado protegernos nos agreden con brutal violencia. ¿Cómo es posible?
Quieren instalar el terror, amedrentar, disuadir.
Los guardianes del orden presencian impávidos los saqueos que ocurren delante de sus ojos, la destrucción patrimonial, los incendios intencionales. En vez de controlar a los destructores, atacan a los manifestantes pacíficos, los golpean sin piedad, los gasean, los atropellan, les quitan sus ojos.
Los medios de comunicación, especialmente los canales de televisión distorsionan la información, manipulan a la ciudadanía. ¿Y dónde están los periodistas dignos y honestos, que debieran ser la mayoría? A los pocos que se han rebelado en la televisión los despiden de inmediato.
¿Esta es la libertad de expresión de la que gozamos en esta seudo democracia?
¿Es el terror un medio para gobernar?
¿Se gobierna solo para proteger los intereses de los ricos? ¿Para imponer su dominio a los trabajadores y convertirlos en sumisos generadores de riqueza para la casta superior?
¿Qué más debe ocurrir para que el gobierno entienda que la única solución, la única paz posible, provendrá de un cambio real?

9 de noviembre, 2019
           
Pienso en qué harán ellos -los poderosos, los dueños del poder, la fuerza y el dinero- ahora mismo. Así lo imagino:

Los monstruos
Los monstruos caminan y conversan con animación. ¿Hacia dónde se dirigirán con sus grotescos y vacilantes movimientos? Cómo saberlo. Los propósitos de los monstruos, como se conoce, son inextricables para nuestra raza. Apenas si nos corresponde contemplarlos con discreción, si es que no temor o reverencia, Ellos deciden las materias realmente importantes, las que definen nuestros destinos. Está fuera de las posibilidades de nuestra razón comprender sus motivaciones, argumentos y métodos.
Rogamos en silencio, en vano, para que nos consideren. Ni siquiera nos arrojan una mirada como dádiva. Apenas existimos para ellos, somos un mísero medio para realizar sus deseos. Eso creen.

10 de noviembre, 2019

Conjugación contingente

Yo carezco
Tú sufres
Él enriquece
Nosotros padecemos
Vosotros lucháis
Ellos poseen

11 de noviembre, 2019

Nos habéis arrebatado todo: dinero, educación, salud, justicia, organización, prensa libre. Hasta los ojos, la sangre, la vida nos habéis robado. Mas la dignidad no podrán robárnosla, serpientes malditas, abominables hienas, porque no os viene, no os sirve, no os interesa, monstruos, bestias codiciosas, brutos sin alma, míseros y cobardes. Y se necesita dignidad para poder luchar, generosos y fraternos, hasta conquistar la libertad y recuperarlo todo.



01 noviembre, 2019

Crónica de crisis


Crónica de crisis
Desde el día posterior al estallido del 18 de octubre fui escribiendo de manera espontánea una serie de crónicas y algunos microrrelatos. Reunidas estas piezas en orden cronológico, constituyen una forma de relato de lo que hemos vivido en Chile que puede servir para informar y entender lo que nos ha ocurrido.
Estoy seguro de que las movilizaciones, en especial la gigantesca marcha de ayer 25 de octubre, han detenido un autogolpe, sueño dorado de los ultrareaccionarios y fascistas que siempre aguardan su momento.
Es una historia en progreso, que no se detiene ni se detendrá, porque será un punto de inflexión de la historia de Chile. Una crisis anunciada por la desigualdad y el abuso que instaló el neoliberalismo en nuestro país.

Diego Muñoz Valenzuela


19 de octubre, 2019
Diálogo
Pidieron justicia, les respondieron con golpes. Exigieron equidad: los tomaron detenidos. Reclamaron por las alzas, contestaron con burlas. Protestaron en las calles y ellos mandaron soldados. Demandaron soluciones: los apuntaron con fusiles.

20 de octubre, 2019
Me asombro con este retroceso hacia aquellos años que parecían lejanos e irrepetibles: camiones con militares armados hasta los dientes, tanquetas patrullando la ciudad, cientos de barricadas, helicópteros trepidando con su sonido siniestro sobre la ciudad, toque de queda. Es una verdadera pesadilla. El modelo neoliberal no da para más, cruje y rechina, anuncia el derrumbe. Y el gobierno de derecha muestra una vez más no sólo ineptitud, insensibilidad y falta de criterio, sino que no encuentra ninguna opción mejor que poner al ejército en la calle. Una vez más la raigambre fascista emerge y muestra su rostro horroroso y amenazante. La derecha no ha cambiado nada, no ha aprendido nada, en ella impera la misma mente fascista que ha mostrado su cara tantas veces en la historia de Chile y del mundo. Unidad del pueblo, movilización, fuerza, único camino.
21 de octubre, 2019
Emerge desde el pasado la teoría del 'enemigo interno' con el cual estamos en guerra. Qué espanto. Qué desvergüenza y cinismo. El fascismo en marcha para generar un autogolpe. ¿por qué los valientes soldados y carabineros no enfrentan y controlan al lumpen y los enmascarados? ¿porque tienen miedo? ¿porque no les conviene? ¿porque es más fácil pegarle a la ciudadanía pacífica que protesta? Senadores y diputados: asuman su rol. Confronten al Ministro del Interior antes de que nos ponga en prisión y convierta al país es un campo de concentración. Ha pasado antes. Conocemos la historia. Ahora es cuando se conocerá a los auténticos patriotas.
22 de octubre, 2019
Regresé ayer a medianoche desde el Sur a Santiago, por el atraso general de los vuelos. No solo regreso a Santiago sino al tiempo del ogro: militares con traje de campaña patrullan la ciudad armados para la guerra que han fraguado los gobernantes contagiados por la fiebre del fascismo. Nos controlan varias veces en el camino, algunos con tosquedad, otros amables. ¿Qué capacidad pueden tener esos jóvenes para manejar la situación, si los envían a un país en guerra? Imagino que la mayoría desconoce la historia, que sus jefes los adoctrinan para ser feroces e implacables. Todavía algunos procuran sonreír y ser amables; la humanidad los habita aún. Esta situación se irá exacerbando con el paso del tiempo y la resistencia sostenida y unitaria que debe levantarse desde la ciudadanía.
Todos juntos -mujeres, hombres, jóvenes, ancianos, obreros, intelectuales, profesoras, artistas, empleadas- TODOS debemos detener el autogolpe y salvar nuestra democracia para perfeccionarla y convertirla en un instrumento de mejora, no de dominio por parte de los poderosos. Tenemos el imperativo ético de resistir pacíficamente pero con decisión y firmeza. Muchas amigas y amigos me escriben de todo el mundo, preocupados por lo que pasa en Chile. Nos quieren, piensan en nosotros. No estamos solos. Debemos unirnos en este trance histórico.
23 de octubre, 2019
La ciudad amanece conmocionada y reconozco un ánimo combativo que no tiene visos de decaer. Al contrario, la cantidad de personas involucradas aumenta de día en día, los caceroleos elevan intensidad, los letreros hechos a mano revelan el ingenio de cada cual, las aspiraciones legítimas de personas que piensan y sueñan.
La mayoría de nuestros dirigentes ha abjurado de sus principios, fuesen cuales fuesen. Ya no se guían por principios, sino por intereses, alianzas, conveniencias, aquello que usualmente se denomina "redes", para darle una aureola positiva, moderna, chic. La mayoría de nuestros dirigentes han dejado de pensar en su pueblo y en soñar en bondades para la gente.
Desde la mañana he visto a los jóvenes en la calle, con disposición a manifestar sin ambages ni medias tintas su rechazo a este sistema que expresa su inhumanidad de tantas formas. Las pensiones miserables, las alzas desmesuradas de los servicios, la trampa de los créditos, el impulso del marketing al consumismo, los sueldos reducidos, la lista es interminable.
No sé cómo va culminar este capítulo de la historia, pero quisiera que no haya derramamiento de sangre (que ya ha habido). Ya tuvimos suficiente de eso en 17 años de terror. Ciudadanos de uniforme: no se conviertan en infames verdugos de su pueblo. No se transformen en asesinos para defender los intereses de los privilegiados. Rebélense contra la iniquidad
Ustedes son pueblo, como nosotros, que estamos con banderas, risas y esperanzas en la calle. No tenemos armas, tenemos sueños. No es posible detener a un pueblo consciente, resuelto, unido para cumplir con su bellísimo sueño de libertad, justicia y democracia.
24 de octubre, 2019
Seguro en este mismo instante te miras en el espejo, con esa ridícula de soberbia de enano mental, agregando imaginariamente un bigotillo hitleriano bajo tu nariz de payaso. Gesticulas, hablas con vehemencia, pronuncias discursos premiados con el silencio. Incapaz de experimentar emociones, pretendes resolver los problemas del país con ecuaciones arbitrarias, pensadas con trazos cortos y mezquinos. No escuchas los millones de voces de quienes no esperan nada de ti, porque eres inútil, cobarde, codicioso, falaz, artero, afecto a las adulaciones e inmune a las críticas veraces. A estas alturas solo puedes contar con una enorme certeza: concentras el profundo desprecio del pueblo. No tienes perdón posible, despreciable tiranuelo de pacotilla, caerás a las alcantarillas de la historia, sin aplausos, guasón, sin risas siquiera.
24 de octubre, 2019
En algún sentido es un absurdo, porque la realidad está allí, frente a nuestros ojos, manifestándose a cada momento con nítidos signos. Sin embargo, hay quienes insisten en negarla y hacer caso omiso. ¿Por conveniencia, por idiotez, para protegerse, por fanatismo? Por una o varias de estas razones.
A los idiotas saquémoslos de la ecuación: existen y para ellos las explicaciones no cuentan. El vacío extremo de sus mentes: conocimiento, ideas, razonamiento se encuentran ausentes. ¿Qué se puede esperar? Comentarios, acciones, juicios propios de idiotas.
Hay quienes desean protegerse a toda costa, no ceder un ápice de sus privilegios y riquezas. Es un móvil poderoso pues tiene que ver con la propiedad, base de nuestro modelo social. Con una concentración de la riqueza tan desmedida como la que hemos alcanzado en el Chile ultra-neoliberal, se ha creado una amenaza tremenda.
Las conveniencias son temibles, pues gente inteligente y hábil advierte en la crisis una oportunidad para hacerse de fama, poder, prestigio. La ambición convierte en tontos irracionales a personas cargadas de títulos y saber. Hay demasiados ejemplos, antiguos y nuevos, dispuestos a hacer el trabajo sucio.
Y los fanáticos, ellos siempre aguardando su momento para emerger del inframundo. Cuando todo/todos han fallado y una situación compleja empeora para convertirse en holocausto, ellos surgen como salvadores de la patria. Son a quienes más temo: seres abominables, exentos de escrúpulos, sedientes de sangre, inhumanos, bestiales. Estos ya tienen su símbolo y líder serpentino, diabólico, decidido a todo.
El huevo de la serpiente madura en estas situaciones y desarrolla estrategias para estos cuatro grupos. Piensa en cómo destruir a quienes concibe como amenazas.
“El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos”. Lo dijo Antonio Gramsci, que salió solo para morir de las cárceles del fascismo italiano. Estamos viendo cómo se manifiesta este anuncio.
También dijo Gramsci: Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia...Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo…y organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza”.
Vale la pena meditar sobre estas frases mientras cantamos, bailamos y hacemos sonar cacerolas y sartenes. Nadie lo hará por nosotros.

25 de octubre, 2019
Un millón y medio de personas en el sector Plaza Italia. Decenas de miles en otros puntos de Santiago. Una demostración contundente del rechazo de la ciudadanía al gobierno de Piñera y a la pésima situación de desigualdad que ha provocado el experimento ultra-neoliberal en Chile. El “milagro” devino en desastre. “Chile despertó”, corean los manifestantes.
            El noventa por ciento son jóvenes entre 15 y 35 años. Los mayores de 60, como yo, condecorados con canas, raleamos y tendemos, espontáneamente, a mirarnos con simpatía. Me encuentro con varios conocidos, más o menos cercanos, de los tiempos de la lucha contra la dictadura; miembros anónimos de la resistencia, héroes desconocidos, con ojos brillantes por la emoción. Los otros, medito, deben haber sido parte activa de la misma historia, lo leo en sus miradas.
            “Ahora falta que voten”: ese letrero portaba uno de mis coetáneos y se lo enseñaba a los jóvenes que pasaban junto a él. Es verdad: cualquier elección se daría vuelta con esta enorme masa que desarrolla a gran velocidad su conciencia cívica en este movimiento. Deben estructurar movimientos y partidos nuevos, crear nuevas organizaciones sociales, proponer candidatos que defiendan sus intereses, no los de los ricos, que no pretendan eternizarse en el poder.
            Hoy una serie de zombies serviciales -ambiciosos, rastreros, tontos útiles, intelectuales egocéntricos, políticos pútridos- fue invitada al palacio presidencial para confirmar las creencias del megalómano fracasado y ponerse en la fila de distribución de los réditos: ¿acaso puestos en el nuevo gabinete? ¿otras prebendas?
            El pueblo propinó en la calle un rotundo NO a la magra propuesta del gobierno para detener las protestas. Pero sabemos que no hay peor sordo que el que no quiere oír.
Que los soldados vuelvan a sus cuarteles: están entrenados para matar, no para controlar multitudes. Está probado históricamente y hace apenas escasas décadas. Fin del estado de emergencia. Convocatoria a asamblea constituyente. Mejoras inmediatas en las pensiones.   Ya está bueno de payasadas, chistes y burlas. De dilaciones, manejo de prensa, represión brutal a manos de agentes del estado. 
            A fijar un cronograma para empezar a resolver los problemas de salud, previsión y educación, la desigualdad extrema, el manejo de los medios de comunicación.
Hay poco tiempo y -si no se dan muestras concretas de avance- exigua paciencia. Eso leí en los rostros alborozados y seguros de mis compatriotas, sobre todo de los jóvenes que anhelan -con justo derecho- una vida digna y libre para los chilenos.

12 octubre, 2018

EL MUNDO DE ENID: visión de Miguel Vera Superbi


·         
Por Miguel Vera Superbi

Del autor y su entorno
Si preguntamos a un grupo de personas en Chile ¿conocen a Arturo Vidal, Alexis Sanchez, Sergio Jadue, Rafael Garay o Alberto Chang, a los ‘Care Jarro’? Luego, ¿y conocen a Alejandra Basualto, Juan Mihovilovich, Max Valdés o Astrid Fugellie (entre muchos nombres de autores y autoras nacionales)? Tendríamos la evidencia que todos conocen a los del primer grupo y escasamente a alguien del segundo.

La reflexión es ¿quiénes son las personas destacadas en nuestro país, los “héroes” de hoy, los que pueden influenciar con sus actitudes y pensamientos en la sociedad para mejorarla?
Muchas veces los estafadores y delincuentes son presentados en los medios como entes ‘simpáticos’. Tipos que son vivarachos y casi dignos de imitar. En todos los noticiarios tenemos a diario al comenzar, veinte minutos de “crónica roja”. Los asaltos violentos, robos a domicilios y otras píldoras, se muestran mientras la mayoría de la gente almuerza o cena (1:30pm y 9:00pm horario de noticiero), una curiosidad.
Entre medio, van algunas noticias internacionales deslavadas y sin análisis. Pueden salir algunas cosas de política contingente y por fin, veinte minutos finales de “deporte”, es decir, sólo fútbol. El Garrote y la Zanahoria, la vieja fórmula, pero todos los días va este esquema sin variación: ¿es una forma de hipnosis? De las noticias de cultura, de lo que puede elevar el pensamiento en cambio, nada.
Se trata de tener “gentiles consumidores”, gente que no se cuestione nada y ojalá no moleste, solo compre. La literatura, la cultura en cambio, genera pensamiento crítico y eso no le conviene al sistema imperante. La gente pensando, con un poco de consciencia no compraría estupideces (cosas e ideas impuestas) y el sistema se derrumbaría.

Aquí tenemos a Diego Muñoz: un escritor chileno. Lo invitan de China, México, Croacia, Italia, España, Rusia, Argentina, etc., todo el tiempo, para que cuente sus cuentos, para que hable de su narrativa y le publican sus libros en esos países. Probablemente eso lo conoce muy poca gente aquí. No ha robado nada, no ha dejado ninguna embarrada como para merecer salir en los medios de comunicación y entonces no aparece, no lo entrevistan. Su pensamiento queda oculto como el de tantas y tantos escritores, más otros artistas creativos y pensadores en el país.
En China –por ejemplo- le han pedido un par de veces que se quede escribiendo, que le pagan meses de estadía para que lo haga. ¿Cómo será su calidad literaria para que le propongan algo así? Aquí somos el 1,2% de su población (1.379 millones), tenemos unos cien escritores y escritoras activos. Los autores en China deben ser varios miles y siendo así, le piden eso a un chileno: que se quede un tiempo escribiendo allá, en sus tierras. O se equivocan los chinos o Diego Muñoz es un escritor excepcional.
Amigo de personajes tales como Poli Délano, Nicanor Parra, Mempo Giardineli, entre otras personalidades de la literatura. Formador de varias generaciones de personas interesadas en el cuento y el micro cuento en Talleres. Diego es escritor con larga data como tal: es hijo de escritores: doña Inés Valenzuela y don Diego Muñoz. Relacionado desde niño con Pablo Neruda y los más importantes escritores de las generaciones del cincuenta en adelante, que iban frecuentemente a visitarlos.
Miembro del directorio de la SECH durante un tiempo, tal cual sus padres. Presidente actualmente de la Corporación Letras de Chile, que promueve el Libro y la Lectura. Autor prolífico con casi veinte libros de novelas y cuentos. Además tiene unos diez premios literarios de gran importancia.

De su última obra “El mundo de eNID”

Este libro nos lleva a cuestionar cosas urgentes: ¿cómo será el futuro de la humanidad ante la proliferación de adelantos tecnológicos tales como la IA o la robótica? Se nos viene encima la Cuarta Revolución Industrial y hay que ponerse a pensar en estas cosas ahora, no dejar que “alguien” lo haga por nosotros.

Diego –a diferencia de la mayoría de los escritores de ciencia ficción- ve el futuro muy positivo: los androides y los sistemas inteligentes serán “buenos compañeros”, tal como se lee en su trilogía de Ciencia Ficción: “Flores para un cyborg”, “Los hijos del cyborg” y “Ojos de metal”.
Este libro nos lleva inevitablemente a recordar obras tales como “Utopía” de Tomás Moro, “1984” de Orwell o “Un mundo feliz” de Aldous Huxley, que plantean la existencia de sociedades mejores, que han alcanzado una armonía... pero no exentas de dificultades a cambio. Es una idea propia de la humanidad: querer vivir todos en paz. Lo malo es que siempre hay un grupo –o más- que anhelan el poder total, ambicionan toda la riqueza para sus propias manos y siempre en detrimento del resto.
El autor propone en esta novela, que en el futuro sí tendremos un mundo más equilibrado: un mundo ideal, sin violencia ni delincuencia. Sin embargo “Génesis”, una organización criminal internacional, quiere concentrar el poder completo para sí y dominar al resto de la sociedad.

El nexo entre nuestro mundo convulsionado y el presente de la novela, en un tiempo futuro, lo representa don Juan Arestizábal, quien fue un héroe en la última de las guerras que hubo antes de lograr ese ideal.
El libro “Utopía” de Tomás Moro, “nos invita a ser inconformistas y tenaces, pero siempre desde la solidaridad, porque los males que nos afectan son universales y todos fuimos, somos y seremos sus potenciales damnificados”, dice Francisco Martínez, un profesor universitario español. Esta misma es la actitud de los personajes principales de la novela de Diego: luchadores, empeñosos, jugados por la causa a ultranza.

Existe la Esperanza, las utopías son alcanzables, pero su logro no es algo barato. Ese mensaje trae don Juan desde el pasado a Enid, su tataranieta y a los demás personajes de esta entretenida novela, que se lee de un tirón.
El padre de Juan Arestizábal vivió tres dictaduras en su vida, quizás en alusión directa del autor Diego Muñoz a su propio padre, que vivió la dictadura de Ibáñez, la de Gabriel González Videla y la del no muy “Augusto” Pinochet. ‘Augusto’ viene del latín: “venerable” y este no sería el caso. Arestizábal es un personaje querible, entrañable, tal como la joven Enid. Los protagonistas van a todas las peleas sin temores, apoyados en la experiencia y sabiduría del viejo Juan.
Un personaje principal es Roberto, un androide tan parecido a un hombre común, que pasa por uno más para los policías que ayudan a desenmadejar la trama de esta novela. Los agentes de la organización Génesis deben ser ubicados uno por uno y así desarticular la posible vuelta atrás en la sociedad por el grupo constituido por Juan, Enid, Roberto y los policías.
Durante el desarrollo de la novela aparecen los personajes con nombres eslavos, franceses, latinos, mapuches, etc. y resulta interesante cómo este mundo futuro puede narrarse en Chile, España o cualquier parte y da igual ese concepto, una habilidad de este escritor. Los personajes están muy bien trabajados. Juan, el héroe que ayudó a que esta utopía se concretara en el tiempo futuro es un viejo mañoso. Detesta la tecnología y maltrata de palabra con frecuencia al pobre androide, que solo proporciona ayuda: “cabeza de taladro automático” le llama entre otros epítetos despectivos, pero al final reconoce la importancia de esta inmejorable ayuda mecánica.
Enid parte siendo una adolescente y termina convertida en una mujer que se interesa en Joachim, el joven policía protagonista de esta aventura; algo pasa entre ambos. La intensidad del relato se aprecia en frases, tales como: “Nunca dije eso –Petrovich habla mascando las palabras con su fuerte dentadura de predador, mientras sus ojos intensamente azules destellan por la ira que lo consume por dentro”.

Hay también crítica social actual por boca del viejo Juan: “las nuevas generaciones no quieren sacrificar un pelo en beneficio de los demás”. En suma, es una novela que se lee muy rápido, es entretenida, plantea ideas profundas y valores que deben mantenerse a toda costa, a pesar de la neblina.

El manejo del lenguaje en Diego es particularmente atractivo como escritor de una novela juvenil. Llegar a los jóvenes hoy es tarea difícil al competir el libro con un celular, una Tablet o un canal de películas con 24 horas por siete días. Las series atrapan su atención, no hay mucho que pensar, solo sentir lo básico (miedo, rabia, compasión, etc) y perder el valioso tiempo de la vida. “Mejorarnos a nosotros mismos como individuos” no está en el diccionario de la población.

El bien triunfa en la novela “El mundo de eNID”, pero… hay que leerla para averiguar cómo acontece, quizás está contenida la fórmula de cómo llegar a Utopía dentro de este compacto libro.

“Los malos son más que los buenos, mío Cid”.

 
hits Blogalaxia Top Blogs Chile