01 julio, 2007

¿Qué cabe dentro de un maletín?


Caben muchos conceptos dentro de un maletín: improvisación, demagogia, intereses exacerbados, negocio, imagen, codicia, descoordinación, apresuramiento. Nos referimos a la iniciativa del Ministerio de Educación de entregar un maletín literario a 400.000 familias de escasos recursos, postergada por acción de los gremios de editores que reclamaron respecto de la confusa y acelerada convocatoria a licitación.

¡Once millones de dólares en libros para ediciones sobre 100.000 ejemplares! Un auténtico sueño, libros para todos. Creo que esta cifra es más del doble de lo que maneja el Fondo del Libro en un año. Si tenemos en cuenta la materialidad de este maletín repleto de billetes, debiéramos concluir –más allá de quienes se beneficien directamente, ya sea por razones de negocio o imagen- que es posible encontrar muchas otras alternativas de aplicación. No es claro que los “maletines literarios” vayan a producir un cambio instantáneo y profundo en los hábitos lectores de los sectores sociales más postergados. Como si la mera presencia de una pequeña biblioteca, un suerte de artilugio cultural sacrosanto y mágico, fuera a generar una influencia benéfica sobre las personas.

El Consejo del Libro está elaborando un Plan Nacional de Lectura cuyo objetivo es abordar sistémicamente nuestras dramáticas carencias en el ámbito de la lectura, a través de múltiples acciones y programas concebidos con representantes de diversos sectores ligados al libro. Este Plan aún no cuenta con un sustrato financiero y –espero equivocarme de manera rotunda- me cuesta imaginar que vaya a contar en sus inicios con una cifra tan impactante como estos once millones de dólares.

Ideas hay muchas. Por ejemplo, invertir en mejorar las colecciones de las bibliotecas públicas existentes, sobre todo la presencia de la literatura chilena y latinoamericana actual. En el sistema de bibliotecas públicas hay algo así como medio libro per capita, la décima parte de lo que debiéramos tener.

Hay muchas otras ideas y no quiero hacer un inventario de ellas ahora. Pero lo que advierto como dominante en la escena son palos de ciego, confusión, improvisación, aislamiento. Cualquier esfuerzo aislado, por cuantioso y enorme que sea, no surtirá efecto si no forma parte de una iniciativa sistémica, global, concatenada, alimentada por una visión clara del tipo de país que deseamos construir y el lugar que la lectura ocupa tanto en el itinerario como en el destino.

Es tiempo de focalizar esfuerzos, materializar un plan central bien pensado, de carácter nacional, con objetivos claros, para que no se dilapiden recursos en acciones aisladas, con sabor a efectismo e improvisación. Lo pero que puede ocurrir es que el fomento de la lectura –una iniciativa tan diáfana y fundamental para el destino de Chile- se infecte de apetencias, demagogia, sospechas y después de frustración, renuncia y por último de abandono.




Diego Muñoz Valenzuela

5 comentarios:

motaia dijo...

Creo que la simplificación del problema ( y el maletín me huele a eso) se debe a que nace desde los escritorios de las personas "leidas", con muy buenas intenciones pero poco barro en las patas. Cuesta reconocer el espesor del analfabetismo en que vivimos y no será por ósmosis que se logrará desterrarlo.Te escribiré a tu correo.

Juan Carlos dijo...

Me acabo de inscribir en letrasdechile.
nose como se usa, al parecer no hay interactividad.
lei que tú eras el administrador o algo así, pero no supe como hablar a excepcion del blog.
para comentar lo escrito. creo que es más entretenido mirar porno por la red, que ver un blog de literatura, que la mayoria llegamo a odiar en los colegios, a mi me gusta escribir, pero a la gran mayoria no, creo que la cultura cambio ahora se valora mas lo inmediato y pocos jovenes quieren sentarce a leer un libro.
asi que mi opinion es mas negativa, creo que da lo mismo cuantos libros se regalen, o cuanta plata se invierta, si en realidad seran vendidos en la feria persa del findesemana, esto tampoco quiere decir que no se haga nada, pero la cagada esta y es bien grande, aunque se llene de perfume chanel seguirá siendo mierda, mejor es tirar la cadena.

joto dijo...

el de arriba era yo por si hay respuesta

Lorena dijo...

La verdad, después de haber estado con las patas en el barro, como comenta motaia, se hace patente que efectivamente los intentos aislados por entregar "artefactos", o elementos físicos a las comunidades con menores recursos para aumentar su nivel de bienestar, es una quimera. Pasa con las mediaguas del FOSIS en su programa Puente, que las personas venden porque prefieren comer antes de estar en un hogar un poco más caliente, pasa con las ventas de computadores de los colegios rurales, pasa con la entrega de anticonceptivos en los servicios de atención primaria...y tenemos muchos más ejemplos de esto. Si no acompañamos la entrega de estos elementos con un plan completo, serio, comprometido (y no solo lleno de buenas intenciones), por generar cambios internos en las personas, crear cultura de la lectura, anticoncepción, calidad de vida, abrir fuentes de comunicación, etc., será solo un gran y enorme derroche de dinero, logrando el efectismo deseado y las percepciones de eficiencia, que sin control, al final valen huevo.

Imagínense...si el psicólogo solo dijera lo que tiene sin entregar las herramientas para resolverlo...

motaia dijo...

Ayer escuch� al escritor Lafourcade expresar su buena opini�n sobre el malet�n y la lista de prestigiosas personas que junto con �l seleccionar�n los textos destinados a "elevar" el nivel cultural de "la clase baja" chilena. Hoy vine hasta ac� para sacarme el empacho y me encuentro con el atinado comentario de Lorena que me libera de decir lo mismo. Agrego a lo suyo que (y abro margen para las excepciones en las cuales el malet�n marque la diferencia)la pr�ctica de extender la mano y recibir sin compromiso no educa a nadie, no eleva ni nos hace mejores personas. Para m� que la manera llorona de hablar, tan com�n entre nosotros, tiene que ver con eso...J�...Adem�s de los ejemplos fresquitos que plantea Lorena he sido testigo directo de c�mo una buena iniciativa de alfabetizaci�n para adultos (con incentivo en "lucas", claro est� no va m�s all� de la formalidad de poner asistencia para que todos cobren y nada cambie. Por este tipo de pr�cticas es que el malet�n genera pol�mica.

 
hits Blogalaxia Top Blogs Chile