23 abril, 2010

Contracuento de hadas 3


Ella, esperanzada, cerró los ojos y besó dulcemente al anfibio repugnante. Percibió un fluido viscoso adhiriéndose a sus labios y le repugnó el aliento pútrido del batracio. No obstante, prosiguió con el beso. Abrió los ojos para contemplar al caballero deslumbrante. Era realmente hermoso: un auténtico gentilhombre. Él la miró espantado y huyó a perderse.

4 comentarios:

Víctor dijo...

Buen final alternativo, Diego, al cuento clásico.

Un saludo.

Rodrigo Yáñez dijo...

Me gusta la idea de darlo vuelta todo.
Y yo soy el primero en confesar que ya estamos de cabeza.

Lina dijo...

Lo leí en un ejercicio del Cpech y te lo prometo que cuando me reí todos me quedaron mirando con cara de 'esta mina esta loca'.

PD: Buen blog y me quedo por aqui :D

muñoz valenzuela dijo...

Lina, estos micros y otros 150 están en el volumen LAS NUEVAS HADAS que se encuentra en librería

saludos!

 
hits Blogalaxia Top Blogs Chile